Sistemas de grifos empotrados para tu baño y cocina.

Para empezar es necesario aclarar el concepto de grifería mural, que no es ni más ni menos que grifería empotrada. Es una tendencia que está de moda en nuestros días pero además resulta ser muy práctica, ya que en ella se puede ver una mayor sensación de espacio y una estética muy actual.

En este artículo pretendemos profundizar aún más en este tipo de grifería y qué ventajas tiene instalar estos grifos, ya sea en tu cocina o en tu baño.

Para empezar, tendremos que instalar el grifo adecuado en función del espacio que dispongamos, esto es fundamental por delante de su belleza estética.


Además de la ya mencionada amplitud, este tipo de grifos se adaptan fenomenal a cada tipo de baño y aportan un toque distinguido y personalizable.

Es primordial calcular la distancia que hay entre el caño y el fregadero o lavabo (así como también ocurre con las duchas y bañeras), ya que podría haber problemas de con respecto a que el agua salpique al ser muy alto, o ser demasiado incómodo en caso de ser muy bajo.


Por eso es primordial hacer una buena elección antes de comprar el sistema de grifos para tu baño o cocina.

Minimalismo de moda.

Desde hace un par de año la grifería mural es una tendencia al alza. Encaja como un guante con las nuevas corrientes minimalistas, ya que aporta una sensación de simplicidad “bien entendida”.


Se trata de una mimetización muy bien lograda, que le da un aire moderno a la par que elegante a nuestro baño. Este concepto minimalista produce una estética continuista con el alicatado, lo que permita una naturalidad que es muy bien valorada por los usuarios.


Antes de adquirir este tipo de grifos hay que tener en cuenta que tanto las conexiones como el mismo cuerpo de esta grifería deben ser colocadas antes de alicatar el baño. Por este motivo, cada vez más son las personas que deciden colocar la grifería empotrada cuando reforman su cuarto de baño, pero si por el contrario el cuarto de baño ya cuenta con una instalación acorde a este tipo de grifería no resultará una ardua tarea.


En el caso de los lavabos, la elección es motivada con respecto a la comodidad que proporcionan, ya que dejan más espacio al mueble y el lavabo se ve más liberado. Otro factor diferencial en este sentido es la facilidad de limpieza de la grifería empotrada y la seguridad ya que puede evitar accidentes en hogares con niños o personas de la tercera edad, ya que no sobresalen como los grifos convencionales.

Mezcladores termostáticos empotrados para ducha.

Los mezcladores termostáticos empotrados de última generación disponen de un sistema mecánico que mantiene la temperatura del agua a los grados seleccionados.


Permiten que nos duchemos con una temperatura constante, aun bajando la presión del agua, suponiendo un incremento en el ahorro de energía.


Este tipo de grifería cuenta solamente con dos caños y un mezclador empotrado, con dos mandos. Uno para regular la temperatura y el otro para el caudal del agua mientras nos duchamos. Cuenta con un sistema de prevención de quemaduras que, además de cómodo y economizador, convierten a este tipo de grifos en más seguros.


Está considerada una grifería mural ecológica, ya que al calentar más rápido y mejor el agua, ahorra tiempo de encendido de la caldera y hace que el agua no se derroche mientras se espera que salga a la temperatura adecuada.

El sistema de caja.

Es un sistema de instalación basado en colocar una caja estanca dentro del muro (solo veremos su parte externa). La caja es original de cada marca y nos permite cambiarla por otros modelos cambiando solamente la parte externa.

Un spa en casa.

La actual tecnología nos permite instalar en nuestro baño conjunto de duchas empotradas convirtiéndolo en un pequeño spa. Para mostrar un ejemplo, con los rociadores de techo no solo ahorramos en espacio (sobre todo en duchas muy chicas), sino que también lograremos un sistema de relax, dotando a nuestra ducha de un lugar ideal para “pasar el rato”.

Grifería empotrada en la cocina.

Por último, terminamos hablando de la grifería mural en la cocina. Los motivos de instalación de este tipo de grifos en la cocina son semejantes a los del baño (facilidad de limpieza, comodidad y ahorro de espacio) y están siendo cada vez más comunes en nuestras cocinas.
Se trata de los llamados monomandos de fregadero mural. Son la solución ideal si el fregadero dispone de un espacio limitado, tratándose de caños altos, bajos, extraíbles, abatibles o giratorios.

Si quieres estar a la última en tendencias de baño y cocina en cuanto a diseño, comodidad y espacio la grifería empotrada y de mural es tu solución. Y si además, estás concienciado con el medio ambiente deberías optar por la grifería empotrada termostática, además de por tu PROPIA SEGURIDAD.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*